Vueling, vergüenza ajena

Buenos días chicos! (y chicas).

Propósitos de año nuevo, actualizar el blog, a la par que subimos vídeos a YouTube. ¿Lo conseguiremos?, Ni idea. Pero lo vamos a intentar.

Primer post del año, y ya entramos fuerte. Llamativo el titulo, no? No es para menos.

Vueling nació como la low cost de Iberia, y por ende, de IAG.
He de deciros, que la primera vez que volé con Vueling fue hace 5 años, cuando pisé por primera vez Suiza, para probar suerte como inmigrante. Y la verdad, me sorprendió la calidad de la compañía, todo en su sitio, correcto, en orden.. vamos, a mi entender, no parecía tan low cost. Que sí, que vale, que te cobraban la comida, pero es que Iberia también lo hace, así que, qué diferencia había entre una compañía de bandera y su low cost? Nada significativo.

He seguido volando con Vueling estos años, he seguido su crecimiento como empresa, cogiendo más rutas, instalándose en Roma, etc., en definitiva, abarcando mas de lo que puede, y como se suele decir, “el que mucho abarca, poco aprieta”.

Y es aquí donde llegamos, al presente, a los 4 vuelos que Lydia, y un servidor (el cámara) tuvimos que coger para disfrutar de las vacaciones en familia. ZRH – BCN – LEI y viceversa.




Fue un pleno al 4. En los 4 vuelos, sufrimos la falta de profesionalismo por parte de la tripulación. Quizás culpa de ellos, quizás falta de formación, quizás… no lo sé…. Pero parecían sacados de sobrantes de otras compañías. Quizás por la falta de personal para cubrir tantas rutas…. Se opta por contratar a cualquiera

La cuestión es, que aunque viajemos en low cost, se nos debe de tratar como personas, no somos viajeros de segunda, y mucho menos de tercera.
Os voy a comentar por encima, lo que a mi entender, son cosas que nunca debería pasar en una aerolínea, por muy barata que sea:

  • Que la azafata que te atiende con el carrito, lleve varias cuentas a la vez, y se olvide de tu cambio.
Para mi ya es una falta de educación, que antes de terminar contigo, ya estén con otro cliente (dan a entender que solo les interesa el money money), y encima, que se olvide de tu cambio (oh) bendito servicio! Digo yo, que por lo que se paga en un avión (el triple del coste de la vida) ya podrían tener mas consideración, que no nos están haciendo ningún favor, al contrario, estamos pagando el triple de lo que vale un producto.

  • Un señor azafato, se negó a subirle la maleta a una anciana, mejor dicho, palabras textuales “señora, me va a tener que ayudar que yo solo no puedo, me duele la espalda”

De esto si tengo foto, la impotencia me comía la sangre, tuve que fotografiar el momento. La señora de pelo blanco, tomando su asiento, y el señor azafato, solo se iba encargando de cerrar puertas. De ayudar? No, no, por dios. Que eso cansa.

  • Descontrol para tomar asiento. El bus nos dejo a los pies del avión, las dos puertas (delantera y trasera) estaban abiertas. Eso hizo que cada uno entrara por donde su madre le vio nacer…




Los de la fila 10, entraban por el final, los de la fila 25 por el principio, y todos se empujaban y criticaban porque se molestaban y el pasillo era muy estrecho. Ole por las azafatas que solo sabían decir, “hola buenos días, hola buenos días”, se ve que en el curso de 4 horas para ser azafata es lo único que te enseñan. Cuando la experiencia es un grado, y se sabe que si cada uno entra por donde quiere, hay un caos del copón. Que les costara revisar el billete y redirigirte por la mejor puerta? Se ve que eso es mucho para comprender.

 
  • Y seguimos!! Este me hace mucha gracia, que te tengan 40 minutos dentro del avión antes de despegar, alegando mantenimiento.
A ver, que yo entiendo que un avión necesita que le hagan sus cosillas en pos de la seguridad, pero es que yo estoy pagando una puntualidad que debo de exigir. Si el avión necesita mantenimiento, ok, vale, que lo tengan en tierra un día y le hagan lo que le tenga que hacer. Ah! Que eso no deja dinero, pues mire usted, no es mi problema. Sabe usted querido lector cuantos vuelos AL DIA realiza un avión de Vueling? Pues nada menos que entre 6 – 8 vuelos diarios. Y como la pela es la pela, mejor hacer el mantenimiento con los pasajeros a bordo, y con el billete cobrado.

  • Y por último, el acontecimiento más desagradable, por el cual, estoy escribiendo este articulo: La falta de material en el avión.
Y me explico, en el vuelo de regreso a casa, Almería – Barcelona (LEI – BCN), por desgracia, sufrimos muchas turbulencias debido al fuerte viento que nos acompañó durante todo el trayecto. Bajadas, subidas, desplazamientos laterales, así durante una hora, y en la que Lydia no pudo mas y tuvo que vomitar. Oh! Sorpresa! No había bolsa de papel ni en su asiento, ni en el mío, y en el del vecino.. Ya os podéis imaginar, se echó toda la papilla encima, llenándose pantalón, camiseta, etc.…..

Fue una autentica vergüenza, más cuando aún nos quedaba el vuelo Barcelona – Zúrich. Y es que volvemos a lo mismo, cuando un avión realiza 8 vuelos seguidos en un día, cuando aterriza, y a la hora, esta despegando para otro destino, es imposible dar servicio, las azafatas solo se encargan de cruzar los cinturones, que para el que llega, es sinónimo de orden, pero que vaaaaaa, es un espejismo, faltan revistas, faltas bolsas de papel, nadie se preocupa de reponer…

Naturalmente me queje al sobrecargo (jefe de tripulación).

Respuesta: “Lo lamento, lo sentimos muchísimo, pero no nos hemos dado cuenta de que faltaban” vamos, para mear y no echar gota.

Bueno chicos, que no os timen, que reclaméis siempre, y que por supuesto, que no os traten como borregos. Vosotros sois quien paga por el viaje y sobre todo el SERVICIO.

Un saludo, y cuidado con Vueling.

Nos vemos en el próximo video o en el siguiente post!!

 




5/5 (1)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.