Permisos de trabajo en Suiza, actualizado 2018


“Pepe, haz las maletas que nos vamos a Suiza. “Quien no ha escuchado esta frase? ¿Tú no?, tiempo al tiempo, porque nunca se puede decir, de esta agua no beberé.

Ya sabéis que, por necesidad, o placer, el mundo de globaliza poco a poco, y ya no es tan raro, emigrar, viajar y formar una nueva vida en un nuevo país que no es el tuyo.
Uno de los países más atractivos para mejor – cambiar – crear una vida, es Suiza. Mas allá de los Alpes, el queso y las vacas, es un país con uno de los mejores niveles de vida del mundo.

Dentro del TOP, es uno de los destinos más buscados para formar una nueva vida laboral, y sorpresa!!!, Suiza, responde, busca trabajadores en todos los sectores. Ya os lo comenté en uno de mis posts, sobre la demanda y la oferta de este pequeño país.
Claro está, que post sobre esto, hay a decenas, pero vamos a ver si os lo explico rápido y sencillo, que no estamos para perder el tiempo no?

Para ciudadanos europeos, que normalmente suelen ser españoles, portugueses, italianos, al menos los que creo que pueden entender este post, jejeje of course : O

Como sabréis hay libertad de movimiento entre los ciudadanos de la comunidad europea y Suiza, por lo que no hace falta Visa para cruzar sus fronteras.
Aunque, ATENCION, el truco esta en los diferentes permisos de trabajo con los que te puedes encontrar.

Vamos a darle un repaso, a ver como os lo puedo explicar.

PERMISO L:
Es un permiso de corta duración que suele hacerse de 3 a 6 meses, yo particularmente no lo considero un permiso de residencia, ya que es muy limitado, donde no puedes tener contratos de duración, como abonos de teléfono, pedir un préstamo, ect… es como un permiso de trabajo, pero se te considera que resides en tu país, y no en Suiza. Es un permiso que se da, y se renueva automáticamente mientras no tengas una estabilidad laboral, un contrato fijo con una empresa. Así, mientras trabajes de forma temporal, o estés buscando trabajo, siempre tendrás el permiso L

PERMISO B:
A diferencia del L, es considerado como permiso de residencia, además del de trabajo. Ya se considera que vives en Suiza, y la duración del mismo es de 5 años renovables. Te da la estabilidad que el permiso L no tiene, y optas a llevar una vida más a acorde, integrándote en la vida cotidiana como un residente, y no como un inmigrante temporal.

PERMISO C:
Igual que el permiso B, pero este ya es indefinido. Con mejores ventajas. Se puede solicitar después de 5 años interrumpidos viviendo en Suiza.

PERMISO G:
Permisos transfronterizos, que permite vivir en la periferia del país, pero trabajando en él. Tiene sus ventajas e inconvenientes.

Como veis, así tiene que ser las cosas, para que funcionen, para que un país funcione.
Como dije al principio, cada vez hay mas movimiento global, y es normal, o debería ser normal que los países se protejan de la inmigración masiva. Por eso, creo que el sistema suizo es perfecto, y que las cosas se tienen que crear poco a poco y con esfuerzo, y seguir una transacción lógica para lograr, por ejemplo, la ciudadanía.

Y para todos vosotros, que nos seguís desde Sudamérica, la cosa es mas complicada, pero no imposible. Tenéis que venir con un contrato de trabajo en vigor, y con la Visa correcta. Quizás, sea la parte mas difícil, la de encontrar y conseguir un contrato desde vuestro país de origen, pero con las nuevas tecnologías, internet, y las videoconferencias… no es nada imposible.

Respecto a los permisos, son iguales que a los de un ciudadano europeo, pero con la diferencia de duración.
PERMISO L: un año
PERMISO B: renovable año tras año
PERMISO C: solicitable a los diez años de vivir interrumpidamente en el país

Un saludo amigos.

Por cierto, Vueling, vete a …

5/5 (2)

8 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.